Aequitas Cultus en papel

Aequitas Cultus en papel

He intentado dejaros claro, cristalino diría yo, que prefiero que os hagáis con el libro en formato digital en lugar del formato físico, bastante más caro (seis veces más, y os lo digo para que veáis que no escondo nada), y en esta entrada de la bitakora hablaré sobre el propio libro, Cultus, mostrando pros y contras según el formato que se decida comprar.

Yo quiero que si lo compráis, sea en formato digital. Perdonad que sea un poco pesado, pero no os miento. Y quiero que lo hagáis, porque pienso en vosotros, en vuestro bolsillo, y en lo que esos euros de diferencia entre un formato y otro pueden hacer variar vuestro menú, y el de vuestros hijos, aunque sea solo una vez. Las ventajas del libro digital están claras: mucho más barato, no ocupa sitio (tal vez un espacio en un disco duro, pero nada más) y lo puedes leer en cualquier dispositivo electrónico, sea un ordenador, un teléfono móvil, una tablet… Un chollo. Yo, al menos, así lo veo.

Pero claro, ahora surge un problema: ¿y si aún así prefieres el formato físico al digital?

Yo mismo, y hablo ahora solo por mí, prefiero el formato físico. Y sé que muchos de vosotros, también. Incido, una y otra vez, en que todo aquel que lo quiera se haga con él en formato digital porque no quiero que os gastéis una pasta. Así de claro. Y si algún humano lee esto, y cree que me posiciono de esta manera con el fin de tratar de caer bien a la gente, a vosotros, humanos, y conseguir así que muchos más compren el libro, se equivoca. Es muy fácil: si quieres lo compras, y si no quieres, no; si quieres sigues leyendo entradas en esta bitakora, y si no quieres, no. Que yo sepa, ni he puesto a ningún humano una pistola en la cabeza para que lo compre, ni para que lea la bitakora, ni te he pedido, a ti, sí, al que lee esto, que me sigas en esta última. Vuestra sociedad os obliga a hacer ciertas cosas. Ni con el libro, ni con la bitakora, estás obligado a nada. Los humanos que os dirigen os marcan un camino según sus intereses personales, y no les importáis una mierda. Yo, el Basajaun, os marco en la bitakora qué deberíais hacer, y no busco nada para mí. Todo lo quiero para vosotros. Y creo que no soy ningún hipócrita al afirmar esto, cuando prefiero que compréis el libro en formato digital, en lugar del formato físico: con cada libro digital que se compre, mantengo esta bitakora. Si vendiese muchos en formato físico, podría poner al Tattalo aquí, en lugar de estar yo, y me iría con Basandere de vacaciones.

Conclusión: por recomendaros comprar el libro en su versión digital, y no física, yo pierdo dinero.

Si a pesar de todo lo que te he dicho más arriba, prefieres el tacto del papel en tus manos, el olor de un libro recién impreso, adoras pasar páginas con la mano y no pulsando una tecla, o simplemente lo quieres para poder envolverlo en papel de regalo y ofrecérselo a alguien… estás de enhorabuena. Sí, porque como pienso en todos vosotros, y no quiero dejar a nadie sin la posibilidad de obtener el libro según su formato predilecto, os dejo aquí la página web donde poder encontrarlo en formato físico (impresión bajo demanda).

www.libros.cc

En dicha página, entráis en la sección librerías, y os aparecerán docenas y docenas de librerías repartidas por toda la península ibérica donde poder obtenerlo: os podéis acercar a cualquiera de ellas, solicitar el libro por su título (Aequitas Cultus) y en 72 horas lo tenéis. No lo van a tener en stock (en formato físico) porque siempre quise que lo obtuvierais a un precio más que razonable, y eso solo me lo ofrecía (y os lo ofrece) el formato digital.

Como sé que muchos de vosotros utilizáis la tela de araña para muchas cosas, y dentro de esa tela de araña hay arañas más grandes que otras, también lo podéis conseguir por medio de la araña más grande del telar: Amazon. Podéis echar un vistazo aquí.

También podéis entrar en Amazon y teclear Aequitas Cultus en el buscador, donde lo podéis conseguir por medio de la llamada impresión bajo demanda.

No quiero que os gastéis una pasta, pero tampoco quiero privar a nadie de poder tenerlo en papel, si ese es su deseo.

Os dejo, que me ha dicho el Tarttalo que me va a devolver un libro que le dejé hace un mes. Dice que ya se lo ha leído entero. Que le ha costado un poco, pero que lo ha terminado: la cartilla con las letras vocales de la “a” a la “u”.

A lo mejor, dentro de un eón, me pide la cartilla con las demás letras, con las consonantes.

Este Tarttalo…

PD: si a pesar de todo lo que he dicho en esta entrada, alguien sigue pensando que soy un hipócrita que solo busca dinero, podéis leer el libro gratis si os acercáis a ciertos lugares del Valle del Salcedón (lugar donde transcurre gran parte de la trama del libro), donde he donado ejemplares de forma totalmente altruista.

Después de esto, espero que nadie dude de la palabra del Basajaun.

 

 

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 4 suscriptores