Basura humana

Basura humana

Absorto. Incrédulo. Anonadado. Tocado, muy tocado emocionalmente. Así me he quedado tras saber de una noticia. Si es que se le puede llamar así.

Comprendo que muchos de vosotros podéis llegar a cometer barbaridades. Comprendo que una persona, en un arrebato de rabia incontrolada, pueda llegar incluso a matar. Lo entiendo. No lo comparto, pero lo entiendo. Hay que estar dentro de la piel de alguien que haya sufrido lo suyo, para comprender luego por qué ha actuado de tal o cual forma. El primer ejemplo que me viene a la cabeza, podría ser el hecho de que a una mujer la acusen de asesina tras cargarse a su pareja, pareja esta que llevaba años ejerciendo sobre ella malos tratos. Yo no estoy de acuerdo con el hecho de que haya que matar a nadie… pero puedo llegar a entender ciertas situaciones. Repito, aunque no las comparta.

Pero lo que he leído hoy…

(Media hora después…)

Acabo de reventar el teclado de mala hostia. Le he metido tal golpe contra la pared, tras aporrearlo con rabia, que me lo he cargado. Menos mal que tenía otro. Basandere está en todo. Voy a ver si puedo seguir contándoos, en esta, vuestra bitakora, lo que he leído.

Bufff… no sé… es que… es muy fuerte. En fin… allá va:

Un personaje, un mierda, una media paja mal hecha, un ser sin entrañas y sin alma, se ha declarado culpable de haber matado a sus dos hijas. Con una radial y un cuchillo. Y el hijodelagranputa, dice que se siente arrepentido, y que no vería mal que le condenasen a algo parecido a lo que sería la cadena perpetua. Una especie de prisión incondicional, revisable a la vuelta de unos años. Parece ser que… de unos cuantos años.

A vosotros no sé… pero a mí me dan ganas de matar también, después de leer noticias como esta. Noticia que no es tal: es una infamia.

A este personaje, a esta media ameba vomitiva y asquerosa, yo sí que le metería entre cuatro paredes, sí… pero con un agujero en la pared para poder darle pan y agua hasta que se pudra él solo de asco, y con un agujero en el suelo para cagar. Y lo tendría allí metido sin dejarle salir, y sin hablar nada con él. Eso sí, pan y agua no le iban a faltar. Y le tendría allí hasta que vuestro dios quisiera encargarse de él, porque Mari no quiere saber nada de semejante y aberrante individuo. No mientras esté vivo.

¿Quién puede tener tan poca humanidad como para matar a sus propias hijas? ¿Quién? Y no voy si quiera a comentar cómo las ha matado.

Algunas veces pienso que vuestro mundo está tan podrido… que no queda más remedio que tirarlo a la basura.

Lo siento, pero hoy me veo incapaz de escribir nada más.

Rogué a Mari por que cuidara de esas dos niñas. Lo está haciendo.

Bendita Mari.

Benditas sean por siempre esas dos pobres criaturas.

Imagen de dozemode

PD: cuando su padre fallezca, Mari me ha asegurado que se va a encargar de él. Que no se lo va a dejar ni al Tarttalo.

 

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 4 suscriptores