La Garduña

La Garduña

Hoy la entrada de la bitakora es un tanto… misteriosa. Os lo digo yo.

Pregunta:

¿Alguien sabe quiénes fueron los Templarios? Grosso modo, no estoy haciendo un examen. Vamos, humanos, vamos… ¿Alguien…? ¿Nadie…? Hummm… ¿Y los Illuminati? Venga… que seguro que algo sabéis… ¿Qué se esconde detrás de la Masonería, si es que se esconde algo? ¿Qué hay de cierto en las historias que se cuentan sobre Skull & Bones? ¿Es cierto que el Tarttalo tiene una pila de huesos humanos a la entrada de su cueva…? Perdón… me he salido por la tangente. Olvidad la última pregunta (es mentira, son huesos de pollo; no se pierde las ofertas del súper, y como es un glotón…)

¿Podríais contestarme a alguna de las anteriores preguntas? ¿Templarios? ¿Illuminati? ¿Masones? ¿Skull & Bones? Hummm… parece que la cosa se pone un tanto misteriosa…

Seguro que alguna de estas anteriores Sociedades Secretas, o de estas sociedades que practicaban ciertos Rituales Secretos, os suenan. No sé si algún humano sería capaz de aprobar un examen si se le hiciesen unas cuantas preguntas sobre ellas, pero seguro que algo, aunque sea poco, sabéis de ellas. Es normal. La literatura y el cine de los últimos años han ayudado mucho a su conocimiento. Después de esto, a mí ya no me parecen tan… secretas.

¿Qué tienen todas ellas en común? Supuestamente, dominar el mundo. Eso, claro, según la ingente cantidad de teorías de la conspiración con las que os han bombardeado en los últimos años.

Ahora te voy a hacer otra pregunta. Sí, a ti… no mires para atrás, al que está leyendo esto. Te pido por favor que reflexiones antes de contestar. Tómate un minuto de tu valioso tiempo, tras leer la siguiente pregunta, y luego la contestas:

Mi querido humano, ¿qué sabes de La Garduña?

Tictac… tictac… tictac…

Bien. ¿Han pasado ya sesenta segundos? Ahora sigue leyendo…

Si me contestas diciendo que es un puto bichejo, que te roba y se come los huevos que ponen tus gallinas en el corral de casa, te tendría que poner un 10 si fuese una pregunta de examen (aunque el culpable de alguno de los huevos que te faltan es el Tarttalo, pero no le digas que yo te lo he dicho… que luego no me invita a cenar). Pero voy a ir un poquito más allá. Y ahora, me voy a poner serio:

¿Sabías que existió una sociedad hace siglos, admirada y temida a partes iguales, a la que se la conocía entre los humanos como La Garduña?

Si me contestas que no, lo entiendo. Es posible que no supieses nada.

Si me contestas que sí, también, pues desde hace algún tiempo, se la está empezando a conocer bastante más de lo que se la conocía hasta hace solo unos años. ¿Quiénes eran sus miembros? ¿Cómo actuaban? ¿Dónde actuaban? ¿Por qué actuaban? ¿Cuáles eran sus métodos? ¿Existió de verdad… o solo es un mito vuestro? ¿Sigue actuando hoy…?

¿De verdad existió una sociedad secreta conocida como La Garduña, que germinó en el seno de Castilla en el siglo XV?

Imagen de DasWortgewand

No nos engañemos. A los lectores humanos ávidos de historias con tramas oscuras, les encantan los entresijos de estas Sociedades Secretas. Y la posibilidad de implementar una sociedad secreta española en la historia que se relata en Cultus, era tan golosa, tanto, que he añadido ese caramelo al libro. Es, además, una de las piedras angulares de la historia. Para que veáis que os cuido y os doy lo que os gusta. Os quejaréis.

Si no conocéis de su existencia (o sí, pero queréis saber más), os aconsejo que veáis el quinto capítulo de una serie de solo cinco episodios de DMAX (Enigmas de nuestra historia), donde intentan explicar de manera lo más racional posible, este y otros misterios con un nexo común: todos los enigmas se encuentran en España. Yo lo vi en la caja tonta casi dos años después de terminar Cultus, y me pareció absolutamente esclarecedor. Se dejan varias cosillas en el tintero, es cierto, pero entiendo que es imposible hacer un resumen sobre La Garduña en tres cuartos de hora. Desde aquí, mi más sincera enhorabuena al equipo de Enigmas de nuestra historia de DMAX. Jamás creí poder llegar a ver un documental, serio y riguroso, sobre La Garduña. ¡Bravo!

Os dejo el enlace aquí. Disfrutadlo.

Yo me tengo que ausentar. Hoy ceno en la cueva del Tarttalo… si es que alguno de vosotros no se ha ido de la lengua. Cenaremos huevos de vuestras gallinas. Según me ha dicho Basandere, creo que los acompañará con pollo. Con seis. Un par para nosotros dos, el resto para él. Ya os he dicho antes que las ofertas de vuestros súper pueden con él…

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 4 suscriptores