No criéis corderos

No criéis corderos

Es realmente vomitivo contemplar cómo, conforme van pasando los meses, y con ellos los años, asistís todos los humanos de una forma más que sumisa al robo despiadado de vuestros derechos. Ya no como ciudadanos de un lugar determinado, si no como integrantes de lo que para muchos es un país. Y este país al que me refiero es España.

Os roban. A la cara. A la puta cara. Y os da igual. Os roban vuestros derechos, y os roban vuestro dinero. Es más, a muchos os parece bien. ¿No? Yo diría que sí. De una pequeña parte de lo que os roban quería hablaros hoy en esta entrada de la bitakora.

Pasado el famoso 15-M, los políticos fueron conscientes de lo que, a su modo de vida, esas protestas podrían traer. Y a día de hoy un ciudadano español no se puede reunir en una manifestación, si esta es cerca del Congreso de los Ladrones… perdón… (en qué estaría pensando yo…) quería decir en la casa que guardan los leones en Madrid. Y no os dejan reuniros allí, porque os tienen miedo. Si os juntaseis todos sacarían al ejército a la calle para disolveros. No os quepa duda. Y lo harían en defensa de la dedocracia y de sus acólitos. En defensa de vuestros derechos no, porque no los tenéis. Os dicen que sí, pero es que no.

En esa misma casa que guardan los leones en Madrid, cualquiera de los que está allí dentro “trabajando” (y no me refiero a la señora de la limpieza o a cualquier otro currela de turno) cobra diez veces más de lo que es el salario mínimo que os han impuesto a todos. Bien es cierto que como el partido que ahora gobierna en el país, a pesar de las innumerables imputaciones por corrupción, sigue gobernando… y lo hace siendo consciente de que da igual lo que robe, pues sigue saliendo elegido en las urnas por una ingente cantidad de votos de sus partidarios (beee… beee…)… pues no hay mucho que decir. Como borrego que es un amplio espectro del pueblo español, estos señores siguen robando (¡huy…!… perdón de nuevo… quería decir gobernando). Lo triste del asunto es que aseverar que el partido político que ahora gobierna en España es el único que ha robado, es, sencillamente, faltar a la verdad.

En un intento de tratar de contentar a la gente del país, dicen que van a subir el salario mínimo interprofesional. Una buena noticia, que se queda en migajas, cuando resulta que en muchos países europeos el salario mínimo interprofesional es, literalmente, el doble de lo que se cobra ahora en España. Bochornoso.

En un intento de tratar de contentar a la gente del país, se ha anunciado una subida de las pensiones de un 0,25 %. Todo lo que sea una subida del dinero que va a cobrar la gente que ya está jubilada, bienvenida sea, pero… no os dicen que la factura de la electricidad va a subir, así como la del agua, el gas, y demás… y que lo van a hacer varios puntos porcentuales. Y que ni se os ocurra intentar comparar esa nimia subida de las pensiones con lo que se supone que sería el índice de precios al consumo (IPC), pues aunque el interanual se situase a solo un 2% (sí, lo sé… soy un iluso), los jubilados encaran la subida de sus pensiones con una pérdida adquisitiva del 1,75%. Así, sin más. Jubilados que, en muchos casos, son el sustento de millones de personas en España. Hombres, mujeres y niños, que no tienen ni para comer, y que dependen de sus mayores.

Pero os da igual: habéis pasado de luchar por vuestros derechos y por lo que deberíais de considerar como justo (leeros la Constitución), a ser ciudadanos sumisos de un mundo en el que lo que más os importa es la comodidad. Y ya no os importa que os roben. Preferís jugar a la Pley al jurgol que protestar por todo aquello que es vuestro por derecho.

Por supuesto, espero que entendáis el hecho de que la subida de presupuesto que se ha aprobado para los partidos políticos de cerca de 30%, ni lo comente aquí.

Me da miedo pensar en el mundo que estáis legando a vuestros hijos. Sois ovejas, sí, lo sé… pero, por favor… no criéis corderos. No lo hagáis. No, porque por mucho que os de igual que a vosotros os den por el culo, seguro que no queréis que le den a vuestros hijos por donde amargan los pepinos.

Imagen de afnewsagency

¿O sí?

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 6 suscriptores