Rabudos

Rabudos

En la anterior entrada de la bitakora, intenté explicar por qué a los de Zalla se les conoce como Brujos. En esta, y siguiendo con la dinámica de conocer un poco más el Valle del Salcedón, intentaré aportar datos sobre otro hecho: por qué a los de Güeñes se les conoce como Rabudos.

A los de Güeñes se les conoce así. Cualquiera que sea de la zona lo sabe, pero… ¿por qué? ¿Qué llevó a los humanos a llamarlos así? Bueno… intentaré arrojar un poco de luz. No prometo una respuesta concreta, pero sí apuntalar ciertas cosas sobre este calificativo. Explicar por qué a los de Zalla se les llama Brujos es sencillo. Por qué a los de Güeñes se les llama Rabudos… bueno, vamos allá:

Si nos atenemos al propio calificativo en sí, Rabudo es el que tiene el rabo largo. Mari me libre de no creer que los varones de Güeñes tienen todos un miembro viril enorme y fabuloso (no como el mío, pero en fin…), sin embargo… me temo, mis queridos Rabudos, que la cosa no va por ahí.

Resulta que en Torquemada (Palencia) también se les denomina así. Y al igual que en Güeñes, cualquier cosa que pertenezca al lugar, o que sin pertenecer sea relativo de allí, también. Y en Galicia, a cualquiera que sea bravucón, gaste mala leche, o se ponga farruco por nada… pero solo si son gallegos. Si son de fuera, no.

Rebuscando un poco, he podido saber que un tal Antonio Trueba (Galdames – 1819, Bilbao – 1889) era un escritor un tanto conocido en su época, y que en uno de sus trabajos, Cuentos de Color de Rosa (1859), menciona el término Rabudo. Y referido a los de Güeñes. Como curiosidad, se puede apreciar cómo también nombra a los de Zalla como Brujos:

   “La panadera le miró sorprendida y sin que el calificativo de rabuda, con el que en Vizcaya se tienta la paciencia de los de Güeñes, del mismo modo que con el de brujos á los de Zalla…”

Por lo tanto, Rabudo tiene más que ver con el hecho de que sea un mote en sentido despectivo, al menos de manera primigenia, y que hoy se utiliza sin ninguna maldad, eso creo al menos, para referirse a los de Güeñes.

Imagen de orythys.

Lamentablemente, varones de Gueñes, no tiene que ver con el tamaño de vuestro miembro viril. Más bien creo, que Rabudo se toma como un sinónimo de burro, mula o acémila, animales con el rabo largo, y toscos y brutos a partes iguales. Eso sí, con un miembro viril descomunal.

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 4 suscriptores