Basajaun

Me encontraba yo tomando un txakolí que me estaba sabiendo, como decís vosotros, los humanos, a teta de novicia o a pezón de noruega (sois muy curiosos en vuestros dichos), cuando un parroquiano del bareto donde me encontraba dejó un mentiroso (vosotros lo llamáis periódico) justo a mi vera. Lo cogí para leerlo un poco, […]

Leer más

Fea

Fea

Al andar, desde pequeña, en verano, a veces, tengo que echarme talco donde se juntan las piernas para que no me escueza. Tengo el culo gordo. Y las piernas. Y durezas en los pies… y pelos en los sitios más insospechados. Y me están saliendo arrugas, canas y manchas que a veces se mezclan con […]

Leer más

Justicia para Joel

Justicia para Joel

Mis queridos y despreciables humanos: ya me habéis vuelto a tocar los cojones a dos manos. Mira tú por dónde… sin haberlo pensado me ha salido un pareado. Y van dos. Me vais a perdonar. Hoy no seguiré en esta entrada de la bitakora expresándome con tanta poesía como en las primeras líneas, pues de […]

Leer más

Hace tiempo, y esto que os voy a contar ahora es real, palabra de Basajaun, me encontraba contemplando los diversos estantes llenos de libros que se apilaban en una tienda de esas que proliferan como sucursales bancarias por toda la península. Seducido por la cantidad de títulos que había allí, delante de mí, se acercó […]

Leer más

Feminazis.

Feminazis.

Ya dejé patente la opinión del basajaun en la bitakora, en cuanto a lo que se refiere a ese grupúsculo cancerígeno social que habéis dado en llamar la manada. Y dos veces además (aquí la primera, aquí la segunda). Pero hoy no hablaré yo. Hoy lo hará otra persona en mi nombre. Allá va: Pues […]

Leer más

A la sombra de un roble, y mientras contemplábamos a un pastor cuidar de sus ovejas, el Tarttalo comenzó a hablar como si no le diese importancia a lo que decía. Algo así como si estuviese contestando a alguien que le preguntase la hora: —¿Tú crees que tendrá estudios? —¿Quién… el pastor? —Claro, hombre… no […]

Leer más

Los santos inocentes

Los santos inocentes

Todo lo que pueda decir del libro, se va a quedar corto. Todo lo que pueda decir de la película, se va a quedar corto. Los santos inocentes, del puto maestro Miguel Delibes, debería de ser una obra de lectura obligada en los institutos de todo el país. Obligada. Si Delibes solo hubiese escrito esta […]

Leer más

Paseando por callejuelas adoquinadas, entre los puestecitos de un rastrillo, uno de esos que proliferan durante el asueto estival en muchos pueblos, me quedé asombrado de la cantidad de cosas que vosotros, los humanos, sois capaces de llegar a vender. De lo que llegáis a ofrecer por unas pocas monedas. Había muchos humanos desperdigados, admirando […]

Leer más

El nombre de la rosa

El nombre de la rosa

“Habiendo llegado al final de mi vida de pobre pecador, con el pelo ya canoso, me dispongo a dejar constancia sobre este pergamino, de los hechos asombrosos y terribles que me fue dado presenciar en mi juventud, hacia finales del año del Señor de 1327. Que Dios me conceda sabiduría y gracia, para ser fiel […]

Leer más

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11 suscriptores