cincuenta euros

Botellón

Botellón

Caminando por la calle, entre esas angosturas eternas e interminables de cemento en las que habéis decidido vivir, me adentro con mi forma humana en un lugar de esos que llamáis comercio. Al punto de entrar me sorprendieron dos cosas. La primera fue que la puerta… ¡se abría sola! ¿Brujería? No me lo podía de […]

Leer más