Violencia…, ¿de género?

Violencia…, ¿de género?

Leo con tristeza en uno de esos escritos que llamáis periódico, que ha muerto una mujer. A manos de su pareja. Una más. Otra más. Otra muesca en la culata de la vergüenza de los humanos varones.

Leo también con tristeza, un poco más abajo, que después de rebanarla el cuello se ha quitado la vida. Me pregunto por qué no le dio por haber actuado del revés: haberse matado él primero, y luego que hubiese degollado a esa pobre mujer. A muchos se les considera locos, pero me da a mí que no lo están tanto: han sido lo suficientemente hábiles para obrar siguiendo sus propias directrices, celos lo suelen llamar, y primero matan a esas pobres mujeres… para después intentar matarse ellos a sí mismos. ¡Qué hábiles, joder!

La caja tonta ha ayudado mucho a la divulgación de noticias de todo tipo. Hace no tantos años, las mujeres también caían como moscas. No penséis que es una lacra moderna. Lo que ocurre ahora es bien sencillo: se sabe enseguida si alguna mujer ha muerto por lo que llamáis violencia de género, gracias a los informativos de vuestra caja tonta. Pero hay algo en todo ello que no me acaba de dejar a gusto, y hete aquí que por eso escribo esta entrada de la bitakora:

No existe la violencia de género. Es solo violencia. Cruel y despiadada violencia. No me la etiquetéis, por favor.

Si la nombráis así con la única intención de poder distinguir las muertes de mujeres a manos de sus hombres, vale. Pero también existen hombres que sufren de eso que llamáis violencia de género, y no les dais tanto pábulo.

Si un hombre pega a una mujer, yo le cortaría las manos. A grandes males, grandes remedios. Por cabrón. Y así, luego, no podría ni hacerse pajas. Si acaba matándola…

¿Os he comentado ya que al Tarttalo le encanta forrar su cueva de pieles de indeseables? Pues eso.

Si una mujer, por el hecho de ser mujer, y gracias al eco que se le ha dado en los últimos años a la violencia de género, utiliza esto para acusar a un hombre… si una mujer utiliza de manera detestable a sus hijos para tratar de hacer daño a un hombre… si una mujer hace valer su condición de mujer para destrozar la vida de un hombre… eso, mis queridos humanos, eso es también violencia. De esa que etiquetáis de género. Es verdad que por lo general el hombre no es quien acaba a dos metros bajo tierra. Sí, no se puede obviar este hecho. Y ya os he dicho más arriba lo que me gustaría hacerle a esos indeseables. Pero muchas mujeres también actúan como indeseables con los hombres, y yo solo quería dejar constancia en la bitakora de este hecho. Nada más.

Del mismo modo que una mujer puede pedir una orden de alejamiento, tras sufrir abusos y palizas a manos de quien se supone que la debería cuidar (estos seres… no serán tan hipócritas de llamarse a sí mismos hombres, ¿no?), también existen mujeres que hacen valer este hecho para comportarse como auténticas hijas de su madre, y buscar solo hacer daño a un hombre. Espero que ninguna de estas sea también tan hipócrita como para llamarse a sí misma mujer.

No sé si odio yo más a un hombre que hace daño a una mujer, o Mari y Basandere a una mujer que hace lo propio con un hombre.

Hacer daño a otro ser humano, hombre o mujer, es violencia. Y sí, vuelvo a repetir, no es comparable el matar a una mujer con que una de ellas maltrate a un hombre de la forma que sea, lo sé… pero por favor, no juzguéis la violencia etiquetándola. Todo es violencia. Y ninguno de los que se comportan así merece el más mínimo de los respetos: han faltado al sentido primigenio de lo que debería de ser un hombre, y de lo que debería de ser una mujer.

Imagen de Counselling

Hombres y mujeres que maltratáis a vuestras parejas, os aviso: el Tarttalo quiere empapelar una nueva estancia en su cueva.

PD:

A los hombres que matáis mujeres: el Tarttalo le ha echado el ojo (jijiji… si ve esto se va a cabrear conmigo) a una cueva nueva.

Por supuesto… está sin empapelar. Consideraros afortunados si os coge él. Si soy yo… os arrancaría el alma. Bueno, no… no poseéis tal cosa.

 

Si te ha gustado, comparte:
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Entradas Relacionadas

No hay comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Por favor introduzca su nombre Por favor introduzca una dirección e-mail válido Por favor deje un mensaje.

Libro Mano grande, mano pequeña

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11 suscriptores